2do Tema Discipulado Relaciones

El Buen Hábito de tener una relación responsable con otro cristiano.

Si te preguntara ¿cuantos Jóvenes hay en tu congregación? puede ser que me respondas 10, 20, 30 o 100, si cambiara la pregunta y dijera de esos ¿cual es tu hermano (a) al cual puedes confiar cualquier área de tu vida? tendrías alguna respuesta.

Para muchos jóvenes la idea de un amigo  Fichas MP ( Fidelidad, Integridad, Compañerismo, Honestidad, Ayuda, Seguimiento ) no es una opción, ya sea por situaciones que vivieron como estas:

–         Te defraudo alguien al cual confiaste algo.

–         Te consideras que no eres bueno para ser o hacer amigo.

–         No tengo el tiempo necesario para invertirme en otra persona.

–         Cuando lo he intentado me he encontrado con Jóvenes que se interesan en una relación que va mas allá de una amistad.

No se cual haya sido tu situación en el pasado pero quiero contarte una historia:

Todo iba bien el castillo, las sirvientas hacían sus que haceres, los guardias vigilaban las puertas, El rey había salido a la guerra con el mejor equipo de arqueros y escuderos del Reino, el príncipe jugaba en su cuna imperial con el cuidado especial que merita un príncipe, mientras el príncipe jugaba con sus juguetes imperiales comienza a notar algo extraño, los guardias comienzan a correr dentro del castillo, algo que no era muy usual dentro del mismo, las sirvientas gritan desesperadas y el príncipe impaciente comienza a llorar y  escucha a un mucamo decir ¡ han asesinado al Rey ¡ pero el inocente niño no sabe, ni entiende lo que esta noticia representa, un guardia dice a una nobleza, debemos cuidar al niño pues existe una Ley que cita que si el rey es asesinado sus descendencias corren el mismo riesgo de ser asesinados, la sirvienta que estaba encargada de cuidar al príncipe preocupada toma en sus brazos al niño con la intención de salvar su vida, sale desesperada del castillo con el príncipe en sus brazos, angustiada por el futuro del niño corre hacia el temeroso bosque y en un momento inesperado una rama se atraviesa y enreda sus pies y la sirvienta cae al suelo y suele escuchar un ¡ Crak ¡ que quiebra las piernas del niño el cual lo hace invalido para toda la vida.

Al final la persona que más apreciaba y amaba al niño, se convierte aparentemente en la persona que más daño le hizo al mismo. La historia que te acabo de mencionar es la historia de Mefiboset  2 Samuel 9:1-13.

En la vida me he encontrado con muchos tipos de persona, he compartido con personas a cuales les he confiado alguna área o situación difícil de mi vida y al final resulta que me encuentro con la desilusión de una traición que al parecer va en perjuicio de vida. Muchas veces vemos que la persona que más esta llamada a amarnos, cuidarnos, guardar un secreto, ayudarnos, es la que aparentemente nos hace un ¡Crak¡  en la vida. Pero como puedes ver en la historia de Mefiboset muchas personas intentando hacer el bien y buscando lo que interpretan es mejor para ti, toman decisiones que aparentemente no son las mejores decisiones, pero al final lo que buscan es salir corriendo a algún lugar porque tu vida esta en peligro y quieren salvarla.

La palabra de Dios registra en el libro de Eclesiastés 4:9 Mejores son dos que uno; porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! Que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante.

Es importante que como cristianos aprendamos a considerar relaciones responsables que sean significativas para nuestro crecimiento espiritual, Un compañero(a) al cual en momentos difíciles podamos confiar nuestras situaciones con el resultado de un buen consejo y un buen animo al ayudar.

De que forma me beneficia una Relación Responsable con Otro Cristiano.

1-     Tienes a alguien a tu favor que además de Jesús te ayudara a guardar la Fe.

2-     Alguien con el cual puedes compartir la Fe cristiana.

3-     Alguien a quien preguntar y expresar aquellas cosas que no entiendes de la vida.

4-     Alguien a quien consultar cuando vayas a tomar decisiones.

5-     Alguien al cual puedes confiar situaciones que no te atreves hablar con nadie.

6-     Alguien con quien caminar y hacer más ligero el peregrinaje Cristiano.

7-     Alguien con quien salir y pasar tiempo de coinonia y calidad.

8-     Alguien que al igual que Jesús te ayudara a no sentirte solo(a).

Consejos antes de Elegir:

1-     Ora a Dios por esa persona.

2-     No te precipites a elegir.

3-     Elige una persona que sea de tu mismo Género.

4-     Una persona que sea de tu misma Fe.

5-     Una persona que comparta tu doctrina.

6-     Una Persona que haya  madurado lo suficiente en la Fe.

7-     Alguien que sin ningún beneficio tangible se haya acercado a ti para hacerse amigo.

8-     Recuerda que buscas a un amigo(a) no un novio o novia.

9-     No espere que se acerquen a ti, muéstrate amigo(a) tu primero.

10- Hay Jóvenes que no ven a sus líderes como potenciales compañeros, pero son personas elegidas por Dios para guardar tu salvación.

Hábitos a Desarrollar en Conjunto:

1-     Fidelidad

2-     Compañerismo.

3-     Honestidad.

4-     Relaciones Sanas.

5-     Prudencia.

6-     Ayuda Mutua.

7-     Motivación mutua a los intereses del Reino.

8-     Integridad.

9-     Madures.

10- Santificación.

Fidelidad: es la lealtad hacia una persona. Es la virtud de dar cumplimiento a una promesa. El Joven leal es aquel que cumple sus promesas y mantiene su lealtad aun con el paso del tiempo y las distintas circunstancias.

Anhelamos ver a nuestros jóvenes sosteniendo relaciones fieles, que sean leales a sus relaciones bajo el fundamento de los principios de Dios.

Compañerismo: es la relación o vínculo que se establece entre compañeros y que tiene como características especiales la bondad, respeto y confianza.

Anhelamos relaciones de compañeros que puedan reflejar el amor de Dios hacia aquellos que tienen la necesidad de ser acogidos y respetados.

Honestidad: es una cualidad de calidad humana que consiste en comportarse y expresarse con coherencia y sinceridad (decir la verdad), de acuerdo con los valores de verdad y justicia. Se trata de vivir de acuerdo a como se piensa y se siente.

Anhelamos relaciones sustentadas en la verdad, en la sinceridad, jóvenes que puedan con corazón sincero expresar el corazón de Dios, jóvenes honestos con su condición, con sus hermanos, padres, líderes, pastores, etc.

Relaciones Sanas: Las relaciones sanas están basadas en el respeto mutuo. Cada una de las personas aprecia a la otra. En realidad la palabra apreciación es demasiado débil, es más apropiado decir que cada persona honra a la otra. Cada una reconoce la dignidad interior de la otra. Se fijan en todo lo bueno del otro y lo ayudan a sacar todas esas cualidades. Las personas que llevan relaciones positivas, generalmente se sienten orgullosas de ellas mismas y del otro.

Anhelamos relaciones que se basen en el respeto, tanto verbal como relacional, jóvenes que puedan resaltar el carácter positivo de Dios reflejado en sus hermanos, y corregir lo negativo para ser mejores hijos delante de Dios.

Prudencia: es la virtud de actuar de forma justa, adecuada y con cautela, la prudencia dispone la razón a discernir, en cada circunstancia, el verdadero bien del mal, y a elegir los medios adecuados para realizarlo.

Anhelamos relaciones que puedan discernir el bien del mal, que puedan ser relaciones corregibles, donde no se oculte el pecado, donde el pecado no sea una opción para mantener la relación, donde se pueda actuar en relación al bien del otro tomando en cuenta la salvación de ambos.

Ayuda Mutua: están compuestos de jóvenes que comparten un problema o situación, que se reúnen para hacer alguna cosa para superarlo y conseguir cambios sociales y/o personales. Enfatizan la interacción personal y la asunción individual de responsabilidades de sus miembros. Suelen proporcionar ayuda material o emocional y promueven unos valores a través de los que sus miembros pueden reforzar la propia identidad.

Anhelamos relaciones donde se exprese el amor en el servicio, en el aporte hacia las necesidades del otro, en la inversión tanto emocional como material .

Motivación Mutua a los intereses del Reino: motivación son los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación. Este término está relacionado con voluntad e interés que involucran el crecimiento espiritual como la oración, la lectura, el congregarse, la perseverancia, la santificación etc.

Anhelamos relaciones que puedan ser movidas hacia los intereses del Reino de Dios, que motiven a aquellas cosas que son productivas para desarrollar el carácter de Jesús en nuestros caracteres.

Integridad: La palabra integridad viene de la misma raíz latina que entero, y sugiere la totalidad de la persona. Así como hablaríamos de un número entero, también podemos hablar de una persona entera, no dividida. Una persona de integridad vive correctamente, no está dividida, ni es una persona diferente en circunstancias diferentes. Una persona de integridad es la misma persona en privado que lo que es en público.

Anhelamos relaciones donde lo que podamos visualizar por fuera sea lo mismo que se exprese por dentro, relaciones que puedan ser correctas, relaciones transparentes tanto unos con otros, como para con Dios.

Madures: La madurez espiritual es un proceso que comienza cuando un Joven  acepta a Jesucristo como su Salvador. Él o ella renacen en el Espíritu Santo y escoge vivir ” en Cristo ” y “ para Cristo ”

Anhelamos relaciones que puedan ser productivas en el hecho de esforzarse para alcanzar un nuevo nivel de crecimiento, que puedan madurar en la palabra, en la obediencia, en la dirección del Espíritu Santo.

Santificación: es separación para Dios, es el estado establecido por Dios para los fieles, a los que por su gracia han sido llamados.

Anhelamos relaciones que se inviertan en la consagración y el la búsqueda de la santidad, que puedan ser catalizadores de santidad unos con otros, donde la santificación suela ser el eje que mueva sus decisiones personales, ministeriales y relacionales.