Privilegios de Ser Cristiano – Franklyn Crisostomo

Estimados Hermanos En Cristo, Dios les bendiga. Hoy quiero compartir algo que ha trabajado en mi corazón de una forma Especial. Por mucho tiempo nuestro enemigo ( El Diablo ) a querido confundir nuestro llamado Cristiano y dar a entender que el Camino hacia Dios es un camino aburrido, de sacrificios, etc y que ser Cristiano es como llevar una Carga tan pesada que no todos podremos llegar hasta el final. Si bien es cierto que hay que sacrificar muchas cosas iniciando por el pecado que todos heredamos en nuestra naturaleza adámica, pero el mismo Cristo expresa que fácil es su yugo y ligera es su carga. Ahora evaluemos algunas diferencias que tienen aquellos que hemos acogido el llamado en Cristo con aquellos que aun no han tomado la decisión de Pertenecer al gran equipo de Vencedores.

 

Las personas sin Cristo tienen Problemas

Los que Tienen a Cristo También.

 

Diferencia:

 Los que no tienen a Cristo no saben a quien a acudir por eso viven experimentando diversos medios infructuosos como el Juego, la Brujería, Altos Réditos, Alcohol, asaltos, Etc y algunos en su búsqueda suelen encontrarse con la muerte.

 Los que tienen a Cristo saben a quien acudir ¡ a Cristo ¡  y saben que cada unas de sus necesidades serán suplidas en Dios de acuerdo a sus riquezas en Gloria en su hijo Jesucristo.

 ¡ Notas alguna diferencia ¡ ¡ Seguimos ¡

 

 Que hay de la Paz y la Alegría.

 Las Personas sin Cristo Tienen Paz y Gozo.

Los que tienen a Cristo También.

 Diferencia:

Los que no tienen a Cristo su paz y Gozo dependen del momento o la situación que estén viviendo en el momento, Si hay provisión – hay paz y gozo. Además todo se convierte en algo temporal.

 Mientras que los que tenemos a Cristo nuestro Gozo y  Paz no dependen de Situaciones ni circunstancias, sino que vivimos de Dios, Dependendemos totalmente de Dios. Quiero señalar algo, no es que nunca nos sintamos  tristes o nos sintamos inseguros, pero si a diferencias de aquellos que no dependen totalmente de Cristo hemos aprendido a confiar totalmente el El y esto nos produce alegría y seguridad.

 ¡ Sigues notando la diferencia ¡

 

 Que hay de las Relaciones

 

Las Personas que no tienen a Cristo, no tienen relaciones estables.

Las Personas que tienen a Cristo, tienen relaciones sanas y Estables.

 Es muy notable que aquellas personas las cuales Cristo no es su eje funcional carezcan de Relaciones estables, ya que no temen a Dios y el no temer a Dios produce inestabilidad emocional, es común que aquellas personas que no dejan dirigir a Cristo sus vidas sean personas fluctuantes con sus parejas pues buscan en el o ellas una respuesta a una necesidad momentanea, luego se dan cuanta que era una experiencia emocional o una simple respuesta a una necesidad física.

 Por el contrario aquellos que hemos decidido confiar en Dios sabemos que Dios espera algo más de nosotros, algo que va mas allá que un simple rose en nuestras relaciones, por eso nos manda a orar, a esperar, a sentirnos seguro. Cuando estamos en Cristo, Cristo se convierte en un Atrios de Tres que hace la relaciones  más fuerte y estable. Perdón se que en este momento podrías estarme cuestionando por algunas personas que ustede conoce que son cristianas y en la cual usted no ve el resultado de estas palabras. Sepa que estoy refiriéndome a aquellos que hemos aprendido a entregar y darle preferencia a Dios en nuestras relaciones, aun hay muchos cristianos que están trabajando sus vidas en esta parte y aun no la han perfeccionado.

 ¡ Que te parece ¡

 

Que hay de los hijos y la Familias.

Los que no tienen a Cristo tienen o tendrán familias disfuncionales.

La familia que tiene a Cristo es y será una familia totalmente Funcional

 Aquella familias en el cual Cristo no sea su centro vivirán siempre experimentando formulas que los lleven a tener mejor resultado que lo obtenido, recurrirán al trabajo y/o finanzas como la parte fundamental de una buena estabilidad familiar, Tendrán hijos que en vez de ser criados por una madre y un padre serán criados por una hermana, un vecino o una conserje, serán familias donde el temor a Dios y a sus leyes no estará y por consecuencias va a sobresalir el libertinaje en la misma, será una familia con padres disfuncionales, hijos disfuncionales, familias inestables.

 

Por el contrario a la familia que tiene a Cristo, es bíblico instruye al niño en su camino y aun cuando fuese viejo no se apartara de el ( Proverbios 22:6 ) hermano imagínate el cuadro se saber y estar seguro que cada vez que tu hijo o hija sale de tu casa sabes que esta en un grupo de oración a Dios, un grupo de adoración a Dios, que estad invirtiendo su tiempo en algo productivo y positivo, que en vez de estarse contaminado con este mundo tan contaminante, saber que están descentocicandose en la presencia de Dios. La familia en donde reina Cristo vivirá siempre de victoria en victoria, caerán pero el mismo Dios los levantara porque allí se cumplirán cada unas de sus promesas.

 ¡Guao que gran oportunidad ¡ ¡ Verdad ¡

 

Que hay de los Empleos.

 Las personas que no tienen temor de Dios Producen inseguridad.

 Las Personas que temen a Dios son Confiables.

 Hoy en día donde los tiempos cada día son mas difíciles e inestables las empresas están demandando de un personal en el cual se pueda creer, unos de los parámetros que se están tomando en cuenta es si las personas tienen temor a Dios. Las personas que no temen a Dios suelen involucrarse en cosas negativas, son impulsados por las presiones económicas y las presiones sociales y al final terminan faltándoles a sus empleadores, suelen ser irresponsables con sus deberes y buscar muchas excusas mentirosas para sus faltas.

 Mientras que aquellas personas que amamos y tememos a Dios el simple hecho de faltarle a Dios nos lleva a amar a nuestros hermanos, Cristo nos hace personas diferentes, Aquellos que vamos formando el carácter de Cristo en nuestras vidas vamos buscando la forma de reflejar el mismo en cada área de nuestra vida, tanto en lo espiritual, lo intelectual, lo físico y esto indiscutiblemente nos hace Especiales y nos da Gracia hacia los demás. Que otra cosa en la vida da mas seguridad que Cristo ¡ Nada ¡.

 

Que de la muerte y la vida.

 Los que mueren sin Cristo iran a Condenación eterna.

Los que duermen en Cristo vivirán para siempre.

 Aquellos que niegan a Cristo, dice la palabra de Dios que aquel que le negare estando aquí en la tierra, vendrá un gran día donde se presentara delante del padre allá en los cielos y entonces el se avergonzara de ellos en el Cielo entonces serán echado al lago de fuego. Todos aquellos que partan sin Cristo en sus corazones vivirán una vida eterna en condenación y sufrimiento.

 Por cuanto aquellos que hemos entregados nuestras vidas a Cristo tendremos grandes recompensas en el Cielo, dice la palabra de Dios que el mismo Cristo enjugaría cada unas de unas lagrimas y que ya no habrá necesidad de afanes, problemas, sufrimientos, necesidades porque el mismo Jesús será todo y en todos. Viviremos una vida eterna en abundancia            ¡Guao imagínate toda una vida en la presencia de Dios ¡

 ¡Aun quieres mas ¡  ¡ Claro ya se que entiendes ¡

 Al parecer no es tan cierto lo que las personas que han sido confundidas por el enemigo nos han dicho, ahora podemos ver que es una oportunidad increíble la de pertenecer al equipo de los vencedores. No quiero terminar sin mencionarte otros privilegios que tenemos en Cristo:

 

QUIENES SOMOS EN CRISTO:

 Somos hijos de Dios (Juan 1:12) 

Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 

Somos amigos de Cristo (Juan 15:15)

Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer. 

Hemos sido justificados (Romanos 5:1)

Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; 

Somos siervos de Dios (Romanos 6:22)

Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna. 

Dios es nuestro Padre Celestial (Romanos 8:14, 15;

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios, Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! 

Estamos unidos al Señor y en espíritu somos uno con El (1 Corintios 6:17)

Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él. 

Hemos sido comprados con precio. Pertenecemos a Dios. (1 Corintios 6:20)

Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. 

 Somos miembros del Cuerpo de Cristo .( 1 Corintios 12:27)

Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular

Somos nuevas criaturas, nuestro pasado ya no tiene importancia. Todas las cosas son hechas nuevas. (2 Corintios 5:17)

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 

Somos santos. (Efesios 1:1)

Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Efeso

Fuimos adoptados como hijos de Dios. (Efesios 1:5)

En amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, 

Tenemos directo acceso a Dios por medio del Espíritu Santo. (Efesios 2:18)

Porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. 

Somos conciudadanos con la familia de Dios .(Efesios 2:19)

Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, 

Somos justos y santos. (Efesios 4:24)

y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. 

Hemos sido redimidos y perdonados de todos nuestros pecados. (Colosenses 1:14)

En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.

 

Estamos completos en Cristo. (Colosenses 2:10)

y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.

 Somos una de las piedras vivas de Dios, edificados en Cristo como casa espiritual. (1 Pedro 2:5)

Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. 

Somos extranjeros y peregrinos en este mundo donde vivimos de paso. (1 Pedro 2:11)

Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma, 

Somos enemigos del diablo. (1 Pedro 5:8)

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; 

Somos hijos del Dios y el malo (el diablo) no nos  toca. (1 Juan 5:18)

Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no práctica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca. 

 

NOS SENTIMOS SEGUROS

Estamos libres de condenación. (Romanos 8:1,2)

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. 
Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. 

 Estamos seguros de que las cosas resultarán para bien, aún los problemas y dificultades. (Romanos 8:28)

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. 

Somos libre de todo cargo condenatorio en nuestra contra. (Romanos 8:31-34)

Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? 
El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

Nada ni nadie nos puede separar del amor de Dios. (Romanos 8:35-39)

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 
8:36 Como está escrito: 
Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; 
Somos contados como ovejas de matadero.
8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 
8:38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 
8:39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Hemos sido creados, ungidos y sellados por Dios. (2 Corintios 1:21,22)

Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió, es Dios, 
el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones. 

 Estamos persuadidos que la buena obra que Dios comenzó en nosotros será perfeccionada. (Filipenses 1:6)

Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;

Somos ciudadanos del cielo. (Filipenses 3:20)

Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;

Estamos escondidos con Cristo en Dios. (Colosenses 3:3)

Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.

No tenemos un espíritu temerosos, sino de poder, amor y dominio propio. (2 Timoteo 1:7)

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. 

Podemos encontrar gracia y misericordia en tiempo de angustia.-     (Hebreos 4:16)

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Somos Hijo de Dios y el diablo no puede alcanzarnos. (1 Juan 5:18)

Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no práctica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca. 

 

SOMOS IMPORTANTES, TENEMOS UN PROPÓSITO DE VIDA

Somos la sal y la luz de la tierra. (Mateo 5:13,14)

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.

Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.

 

Somos rama de la verdadera vid, un canal de vida. (Juan 15:1,5)

Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 
Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. 
Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. 
Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 
Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. 

Fuimos elegidos y puestos para llevar fruto. ((Juan 15:16)

No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé. 

Somos testigos personales de Cristo. (Hechos 1:8)

Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Somos coherederos con Cristo, tenemos parte en su herencia. (Romanos 8:17)

Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. 

Somos templo de Dios. Su Espíritu y su vida moran en nosotros. (1 Corintios 3:16, 6:19)

¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?

 Estamos reconciliados con Dios y somos ministro de reconciliación de Dios.     (2 Corintios 5:17-21)

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 
Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 
que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. 
Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. 
Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

 

Somos colaboradores de Cristo. (2 Corintios 6:1

Así, pues, nosotros, como colaboradores suyos, os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios. 

 Estamos sentados con Cristo en los lugares celestiales. (Efesios 2:6)

Juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, 

Somos trabajadores de Cristo. (Efesios 2:10)

Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Somos prisioneros de Cristo. (Efesios 3:1; 4:1)

Por esta causa yo Pablo, prisionero de Cristo Jesús por vosotros los gentiles; 

Tenemos acceso a Dios con seguridad y confianza. ((Efesios 3:12)

En quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en él; 

Todo lo podemos en Cristo que nos fortalece. (Filipenses 4:13)

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. 

 

Somos escogidos de Dios, santo y amado. (Colosenses 3:12)

Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 

 

Somos participantes del llamamiento celestial. (Hebreos 3:1)

Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús; 

 

Somos participantes de Cristo, participamos de su vida. (Hebreos 3:14)

Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio, 

 

     Beneficios:

 

–         Tenemos al Ángel De Jehová Que Acampa alrededor de los que temen a Jehová y los defiende.

 

Mateo 26:52 Entonces Jesús le dijo: Vuelve tu espada a su lugar; porque todos los que tomen espada, a espada perecerán. 
26:53 ¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles? 

 –         No estamos Solos porque Cristo Esta con nosotros.

 –         En nuestros Problemas Tenemos a quien Acudir.

 –         Tenemos una Familia de Fe.

 –         Tenemos Hermanos en Cristos que velan por nuestras Vidas y Salvación.

 –         Tenemos Vida Eterna Asegurada en Cristo.

 –         Tenemos Provisión Necesaria.

.-         Tenemos una Iglesia donde podemos Crecer y Compartir.

 –         y Muchas Cosas Más.

 Ya que conoces la diferencia solo te invito a ser parte de este Equipo Especial.

 Solo tienes que abrir tu corazón a Jesús y eso lo puedes lograr con una simple e interesante Oración.

 Repite conmigo: Señor Jesús Gracias porque me amas y mostrarme la belleza de tu Reino, te abro las puertas de mi corazón, te pido que perdones mis pecados y que me hagas la persona que tú quieres que yo sea, inscribe mi nombre en el libro de la vida y hazme parte de cada uno de estos beneficios, te alabo y te doy gracias en el nombre de Cristo Jesús, amen.

 ¡Felicidades ¡

 Dios te bendiga y espero que me cuentes tu gran experiencia.

 Franklyn Crisóstomo L.

Co-Pastor